Skip to content

La historia de los spas. Un pequeño viaje en el tiempo

September 12, 2011

En este post de hoy propongo un viaje a los orígenes de lo que hoy en día llamamos spa. No será una clase de historia sino más bien un viaje corto en el pasado por la ruta del agua.

La balneoterapia, es decir bañarse en agua, especialmente en aguas termales es uno de los tratamientos más antiguos del mundo y es el fundamento de nuestros spas de hoy en día. Viajar a fuentes termales de agua fría o caliente para curarse de enfermedades remonta a tiempos pre-históricos. En la continuación veremos la evolución de la cultura de spas durante los siglos.

Romanos y griegos

En el siglo V. antes de Cristo los antiguos griegos creyeron que el agua curaba por sus propiedades físicas. Hipócrates recomendaba tanto el agua fría como el agua caliente. Se dio cuenta que echando agua fría a la cabeza provocaba sueño y aliviaba el dolor de ojos y orejas.

Ambos, los romanos y griegos, junto a otras religiones, reconocieron la relación entre una buena higiene personal y la salud. Para los romanos los baños significaban el centro de la vida social. Los baños romanos tenían un frigidarium con agua fría, un tepidarium con agua más caliente y un caldarium, que es un baño caliente. Existían instalaciones separadas para hombres y mujeres. Con la expansión del Imperio Romano la idea del baño público se expandió por todo el territorio de Mediterráneo y África del Norte. Los romanos elevaron el baño a niveles de arte, con rituales e infraestructuras complejas donde además de relajarse muchos querían curarse de reumas, artritis o de exceso del alcohol.

La Edad Media

Con el ocaso del Imperio Romano se vio luz la creencia que frecuentar baños públicos causa enfermedades, una teoría apoyada por la iglesia con el fin de cerrar los baños públicos. Los eclesiásticos creyeron que el baño público creaba un ambiente de inmoralidad. Este periodo representó un deterioro significativo de los baños públicos. Aunque la gente siguió frecuentando algunas fuentes en concreto porque creyeron en los beneficios del agua, atribuyéndolos a Dios o a un Santo. Una fuente así era la de Spa, en Bélgica. Se construyó un resort complejo en su alrededor,y el término de ‘spa’ se empezó a utilizar para lugares cerca de fuentes naturales.

El baño en los siglos XIX-XX

En los comienzos del siglo XIX bañarse era una rutina creada de diversas tradiciones que incluía el agua caliente, beber el agua, el baño de vapor como la relajación en una sala fría. Poco a poco los spas europeos empezaron a unificar sus tratamientos, ofreciendo una rutina más o menos igual en todos los baños. En Karlsbad, la rutina consistió en beber el agua por la mañana, un desayuno ligero, un baño y almuerzo. Por la tarde los visitantes hacían turismo o fueron a conciertos. Después de la cena comenzó la función teatral que terminó a las nueve. Normalmente los clientes quedaron en el spa durante un mes entero.

Los primeros spas en Estados Unidos

Los europeos trajeron consigo los conocimientos de la potencial curativa de las terapias de agua mientras aprendieron los beneficios de las fuentes termales de los americanos nativos. Después de la revolución los spas ganaron en popularidad. El primer spa que realmente había sido famoso era de Saratonga. En 1821 su hotel ya tenía una capacidad de 500 habitaciones. En 1850 ya había resorts en 20 estados, ofreciendo a los clientes a parte de las aguas termales natación, caza y equitación.

Los spas en Asia

Bañarse en aguas termales tiene una larga tradición en Japón. Hay más de 2000 fuentes, de agua fría y caliente, las que antes visitaron los samuráis y los soldados nobles. Los métodos de la medicina china tradicional han sido adoptados por muchos spas en Asia, aunque las terapias pueden variar en los distintos países. El foco de la medicina china es la individualidad, donde el cliente recibe una terapia única, trabajando con el sistema energético del cuerpo.

Los spas de hoy en día

En Europa, los spas siguen formando parte de la cultura de muchos países. El agua es un elemento imprescindible en los spas europeos, especialmente en los países del Este, ricos en aguas termales.

Los spas asiáticos de hoy en día siguen siendo referentes en cuanto a calidad y servicio, con terapias alternativas, ayurveda y las influencias de la medicina china tradicional. Se puede observar una nueva tendencia en Asia, ampliando la oferta turística ya existente, y es combinar la visita a un spa con conferencias, reuniones y ferias.

En Estados Unidos los spas del día dominan el mercado, con los tratamientos de belleza como producto estrella. A la gente le gusta dejarse mimar, convirtiendo así los salones de belleza lugares de referencia para el bienestar general.

Esto ha sido solo un pequeño resumen de la larga historia y tradición del spa, un viaje que no pretende ser compleja, ni mucho menos. Los spas de hoy en día son resultados de muchos cambios, evoluciones y creencias de cómo utilizar bien algo tan simple pero a la vez tan complejo como es el agua.

Advertisements
No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: