Skip to content

Did you know that Coconut Oil strengthens hair?

November 15, 2011

Coconut Oil has been used for thousands of years as a traditional hair care ingredient in the Indian Subcontinent. Women in that part of the world are known for their beautiful thick, long, black hair. Coconut Oil has been used to manage, nourish and aid in styling hair for centuries. There has been a traditional belief in the properties of Coconut Oil to keep hair healthy and provide protection.

According to results published in Journal of Cosmetic Research, researchers report that Coconut Oil penetrates the hair shaft. According to researchers, the affinity of Coconut Oil to hair protein seems to be the cause for this difference in behavior, which provides better protection from damage.

On comparing hair without application of Coconut Oil, applying Coconut Oil pre-wash improves the strength of hair by 16% and is known to reduce protein loss by 28%. Coconut oil decreases the static charge on hair and helps extremely dry and frizzy hair. Applying coconut oil increases scalp moisture. In the case of bleached hair or hair treated with color, Coconut Oil shows even more dramatic results – application of Coconut Oil resulted in 45% reduction in loss of natural hair protein and halved the volume of hair with split ends!

The findings clearly indicate the strong impact that Coconut Oil application has to hair. An excellent hair care product which contains Coconut Oil is SUNDÃRI’s Neem and Coconut Hair Treatment Oil. In addition to Coconut Oil, this product also contains a blend of aromatherpeutic essential oils and Neem Oil, an ingredient known for its multi-medicinal properties, for maximum benefits for hair and scalp.

Source: Sundari

Advertisements

The role of spas in pain management

November 8, 2011

Spas have been traditionally linked to relaxation and beauty. However, there are a growing number of spas that are now focusing on pain management relief. These spas offer various treatments and therapies aimed at helping patients with all kinds of pathologies.

Stress is the mother of several health conditions and spas continue to provide different options to treat it. Massages not only offer relaxation but also a valid alternative for pain relief. For example, Ayuverdic massages (among other massages) provide relief to people suffering from muscular afflictions, inflammatory diseases and arthritis.

Water is still an essential part of the different treatments offered by spas. In fact, hydrotherapy techniques based on thermal baths are ideal solutions for people affected by rheumatism and digestive problems.

Substances like marine algae and mud, which are rich in minerals and other elements, offer an additional therapeutic solution for pain management. Several spas are using the so-called Algae therapy to reduce pain in patients suffering from bone injuries, muscular problems, and rheumatism.

Thanks to all these kinds of therapies and treatments, spa centers offer today an alternative and natural way to fight the pain provoked by different illnesses. These non-invasive treatments not only reduce the pain but also provide the patient with the opportunity to relax and feel better.

Spas. Aliados fieles a la lucha contra el dolor

November 8, 2011

En un mundo tan rápido y cambiante que vivimos la solución que buscamos para aliviar el dolor es una solución rápida. Solamente hay que ver los anuncios de medicamentos en la televisión que nos prometen una mejoría casi instantánea en caso de dolores musculares o de cabeza. Las personas que sufren de un dolor crónico pueden encontrar una solución en los analgésicos.  El problema es que aunque estas pastillas alivian el dolor, no acaban con la causa del dolor. Esto y los efectos secundarios de los medicamentos hacen que cada vez más personas buscan la solución en la medicina alternativa o también cada vez más gente acude a spas en busca de soluciones frente a un dolor crónico o temporal.

¿La solución está en el agua?

Ya los romanos acudían a los balnearios no solamente en busca de la relajación y de compañía, sino también para aliviar los dolores musculares. Aunque al agua se le atribuye desde hace mucho tiempo propiedades curativas, con la vida moderna eso poco a poco se quedó en olvido. Pero dado a los cambios en los hábitos de la gente y gracias a las recomendaciones de los médicos cada vez más personas vuelven a confiar en las propiedades del agua.  La hidroterapia es una de las terapias más comunes que contribuye a través de la temperatura y la presión del agua a la relajación muscular. Esta terapia está indicada en caso de dolores reumáticos y dolores de espalda. También puede aliviar el dolor del hombro y cuello o los lumbares que muchas veces tienen su origen en la mala postura. Los resultados positivos de la terapia pueden durar varios meses. Pero hablando de los resultados hay que tener en cuenta un fenómeno que puede alterar la percepción del dolor, es el efecto placebo. Hay que considerar que visitar  un spa y sumergirse en los tratamientos de agua, muchas veces combinados con masajes y otras fuentes de relajación es como “ir de vacaciones”. Nos relajamos, nos invade una sensación agradable de bienestar general que puede afectar la percepción del dolor y así la necesidad de tomar medicamentos contra el dolor.

La balneoterapia

La balneoterapia significa tratar las dolencias con la ayuda del agua. En diferencia a la hidroterapia que utiliza el agua corriente, en  la balneoterapia se utiliza siempre el agua mineral o termal. Por su efecto sedante alivia los dolores articulares, relaja los músculos y ayuda a relajarse. Ya la simple inmersión en las aguas termales facilita la función muscular contrarrestando la sobrecarga muscular. En el ámbito de la reumatología, la balneoterapia está indicada en aquellos procesos que cursan con dolor y contractura muscular. La terapia puede incluir ejercicios dentro del agua. El calor  del agua favorece a la relajación muscular y los músculos se fortalecen por la resistencia hidrodinámica. La balneoterapia es diversa, incluyendo no sólo los baños termales a diferentes temperaturas sino también puede incluir técnicas de envoltura como por ejemplo la del barro y algas. Estas envolturas, además de suavizar la piel, mejoran la circulación, alivian los dolores y molestias musculares y de los huesos.  Las algas y los barros tienen innumerables beneficios para la piel y el organismo además de tratar dolencias por sus efectos, entre otros, calmante, anti-inflamatorio y remineralizante.

Masajes

La terapia de los masajes es otro punto clave en el tratamiento del dolor. Sobre todo a los pacientes con dolores crónicos de espalda puede ayudar a aliviar el dolor a largo plazo. El masaje terapéutico ayuda además a los pacientes hospitalizados con cáncer en la relajación y alivia la percepción del dolor y la ansiedad. La eficacia del masaje está basada en una simple estrategia: trabajando desde el externo mecanismo del dolor llegando hasta su raíz. Los masajistas utilizan un concepto holístico, enfocándose en el cuerpo entero y no solamente donde el paciente siente el dolor. Esto también ayuda que el paciente conozca mejor su propio cuerpo y se sienta mejor en su propia piel.

El mundo de los spas está en constante cambio y los centros van adaptando su oferta de tratamientos a la demanda de los clientes. Cada vez más gente siente la necesidad de buscar curas alternativas a dolores crónicos u ocasionales, y cada vez más gente vuelve a confiarse en las propiedades curativas del agua. Además de la terapia del agua los spas ofrecen otros tipos de tratamientos, eso hace cada vez más fácil crear un programa individual para cada persona y dependiendo de la naturaleza del dolor poder ofrecerle las terapias adecuadas.

La diferencia entre el baño turco y la sauna seca

October 31, 2011

En el último post, hablé de la sauna seca, sus beneficios, indicaciones y contraindicaciones.  En el post de hoy quiero hablar del baño turco y la diferencia entre la sauna seca y el baño de vapor.

El baño turco o de vapor

La idea del baño turco se debe al sultán de Constantinopla que, en el siglo XVIII inspirándose en las antiguas termas romanas, hizo construir en edificio similar para sus súbditos, uno para los hombres y otro para las mujeres. Rápidamente nacieron baños turcos por todos los rincones de la ciudad, convirtiéndose en puntos de encuentro entre hombres de negocios y entre amigos.

Las diferencias entre el baño turco y la sauna seca

El baño turco no es una sauna ya que ejerce su acción a través del calor húmedo en un recinto saturado de vapor, con un efecto de relajación total. La temperatura es más baja que en las saunas secas con una humedad relativa que alcanza casi el 100%. La temperatura en el baño no es uniforme, en el suelo oscila entre 20-25 ºC y en la altura de la cabeza alcanza unos 50-60 ºC.  Otra diferencia entre la sauna y el baño turco es que en el baño turco se disfruta de esencias aromáticas en combinación con un juego de luz y sonidos estimulando así los cinco sentidos.

Beneficios

El baño turco es menos estresante para el organismo que la sauna seca, es más relajante, aunque al principio uno puede sentirse agobiado por tener que respirar un aire tan saturado de vapor. El calor acelera las funciones metabólicas, aumentando la respiración, la frecuencia cardiaca estimulando el sistema nervioso. El vapor produce una equilibrada dilatación de los poros, que elimina toxinas e impurezas. La piel queda limpia y suave.

 

Contraindicaciones

Las contraindicaciones son similares a las de la sauna, por ejemplo: problemas de piel, enfermedades cardiovasculares, embarazo, fiebre, tensión alta o baja, epilepsia.

Me pareció interesante escribir unos posts sobre los beneficios de la sauna seca y el baño turco que son dos formas diferentes de disfrutar los beneficios del calor. Aunque son unas terapias muy conocidas y populares merece la pena tratarlas una y otra vez por sus muchos beneficios y por el efecto de relajación que nos regalan.

Unas terapias que encontramos en los spas: la sauna y el baño turco

October 24, 2011

Las terapias que nos ofrece un spa podemos dividir en cinco grupos principales: terapias de calor,  frío, agua, tacto y relajación.  Las terapias de calor, como son la sauna o el baño turco nos hacen sentir calor en el cuerpo a causa de las distintas temperaturas.  El frío se usa para estrechar la piel y músculos logrando así un lifting, con terapias como la sala fría (frigidarium) o el chorro de agua fría. La hidroterapia es el uso terapéutico del agua, sea agua del mar, termal, dulce o para beber. El jacuzzi, los baños o la terapia Kneipp son unos ejemplos. Las terapias de tacto son los masajes, envolturas y las de relajación la meditación, el tepidarium, como las terapias de sonido o color, por mencionar solo algunas.

En los próximos dos posts quiero hablar de dos terapia de calor que todos conocemos pero merecen la pena conocerlas mejor. Son la sauna y el baño turco. Hoy empezaré con la sauna.

La sauna seca

La sauna seca es de origen finlandés. Las primeras saunas  de madera fueron construidas en el siglo V o VIII. Tenían una chimenea donde se calentaban las piedras de las rocas a una temperatura alta, regándolas con agua para obtener una sensación de calor aun más sofocante. El uso de sauna significaba también limpiar y refrescar la mente y rejuvenecer. El baño de sauna formaba parte del día a día, y siendo entonces uno de los lugares más limpios, las mujeres  solían dar a luz allí.

Hoy en día, el interior de la sauna está cubierto de madera, calentado por leña o electricidad, y la temperatura oscila entre 70-100ºC, según nuestro gusto y experiencia. Aunque en la sauna haya una temperatura muy alta, se puede disfrutarlo porque la humedad es muy baja, a contrario de los baños turcos que tienen una humedad relativa de casi 100% pero una temperatura mucho más baja.

¿Cómo tomar una sauna?

Es recomendable esperar por lo menos dos horas después de comer antes de ir a la sauna. Para los que no estén acostumbrados al calor es mejor empezar con unas temperaturas moderadas y dejar que el cuerpo se adapte poco a poco a las temperaturas más elevadas. Para ellos un único ciclo de calentamiento y enfriamiento es óptimo, pero en general no es recomendable hacer más de 2 o 3 ciclos, como mucho 2 o 3 veces a la semana.  Es importante quitar joyas, reloj y llevar en general lo menos ropa posible para no reducir el flujo de sudor.

Es importante realizar la sesión con tranquilidad y calma. Antes de entrar a la cabina el primer paso es ducharse con agua caliente. Después disfrutar la sauna durante 10 o 15 minutos a temperatura máxima, dependiendo del gusto. Utilizar una toalla para sentar o tumbarse, por cuestión de higiene y para no quemarse la piel.  Es importante no quedarse dentro más de unos 20 minutos y enseguida tomarse una ducha fría, o darse un chapuzón en la pileta de agua fría. Antes de entrar otra vez a la cabina es recomendable esperar 10-15 minutos para que el cuerpo recupere su temperatura lentamente. Cuando terminamos la sesión, la última ducha debe ser primero caliente luego más fría para cerrar los poros de cuerpo.  Al terminar es recomendable relajarse durante 20 minutos, beber algunos vasos de agua, tomar fruta y aplicar  una crema hidratante.

Los beneficios de la sauna

Los beneficios generales de la sauna son la desintoxicación de la piel, mejoría en el flujo sanguíneo y limpieza de las vías respiratorias.

Hay que tener en cuenta las dos fases de la sesión, que son el calentamiento y el enfriamiento. El calor hace que la temperatura corporal alcance los 40 ºC, lo que produce una sudoración fuerte. Los beneficios de esta fase son la relajación muscular, limpieza del organismo, el aumento de la circulación sanguínea mientras en la frase de enfriamiento la temperatura corporal se normaliza acompañado con una estimulación psíquica.

La sauna está indicada para los siguientes problemas: estrés, dolores reumáticos, desintoxicación, problemas con el descanso nocturno, mejora el sistema respiratoria, especialmente indicada para fumadores, y mejora los trastornos de menopausia.

 

Contraindicaciones

Aunque la sauna en sí es muy recomendable para tratar diversos problemas, también hay que tener precaución en su uso en caso de padecer problemas de piel, como eczema severa, enfermedades cardiovasculares, los primeros meses de embarazo, fiebre, tensión alta o baja, epilepsia, enfermedades inflamatorias internas y tumores entre otros.

En el próximo post hablaré del baño turco y las diferencias entre la sauna seca.

20 preguntas sobre el Bótox

October 6, 2011
tags:

En el post de hoy quiero hablar sobre un tema que muchas amigas, y cada vez más amigos, me preguntan.  El bótox se ha convertido en una solución muy solicitada para luchar contra los efectos del envejecimiento. La gente no sólo quiere llevar una vida sana y equilibrada sino también quiere aparentar joven y bella desde fuera, sometiéndose a tratamientos ‘menos invasivos’ que puede ser el bótox.

Me gustaría compartir con mis lectores un artículo interesante sobre las 20 preguntas frecuentes sobre el Bótox:

20 preguntas sobre el Bótox #CiruTips.

Productos naturales y ecológicos: ¿Cuál es la diferencia?

September 27, 2011

Al mismo tiempo que empezó el boom de la cosmética natural y de los alimentos ecológicos empezó también la discusión sobre qué es la cosmética natural, qué es una crema orgánica, qué es un producto ecológico y en fin ¿es todo tan verde como parece? Muchos nuevos productos en el mercado, y una comunicación poca clara y poco responsable hicieron el resto para que el consumidor, aunque bien informado, tenga problemas a la hora de elegir un producto.

Aunque ya pasaron muchos años desde la primera gran revelación “ecológica”, el mercado de productos naturales sigue despistándonos a los consumidores a la hora de intentar averiguar si el producto que queremos comprar es natural o es un producto ecológico cien por cien. Y ¿cuál es la verdadera diferencia entre ecológico y natural? Aunque muchos productos tengan en su envase certificados de todo tipo, ¿sabemos realmente qué compramos? Para saber más y para poder movernos con más seguridad en el laberinto de los certificados les ofrezco a continuación una pequeña guía de los significados de estos certificados, pero primero tenemos que aclarar que se esconde detrás de los términos natural y ecológico.

¿Natural o ecológico?

Para que un producto de cosmética pueda usar el término y el certificado ecológico hay que cumplir unos estrictos requisitos. Así, un producto cosmético natural controlado, podrá ser clasificado como “bio” (“eco”)  cuando la cantidad de material de origen ecológico en relación a todos los componentes que pudieran conseguirse en dicha calidad (es decir, excepto el agua y los minerales), sea como mínimo del 95%.

Un producto natural en cambio no tiene por que tener un mínimo de ingredientes ecológicos y solamente puede usar el término y certificado de producto natural y nunca ecológica.  Y bien el producto natural también puede contener material de origen ecológico, solamente no lo suficiente para poder cumplir con las normas del certificado eco. Si se hacen declaraciones sobre el uso de materiales ecológicos, el consumidor deberá poder ver claramente en la composición, qué materiales proceden de origen ecológico “bio” y cuáles no.

Los certificados

La importancia de los certificados ha aumentado con el aumento de la producción de “productos verdes” con el fin de ofrecer transparencia, garantía y una comunicación responsable hacía el consumidor.

BDIH 

El objetivo del estándar BDIH es conseguir una definición clara y transparente sobre el concepto de la cosmética natural en interés del consumidor. El estándar recoge los requisitos a cumplir en cuanto a la obtención y generación de las materias para la cosmética, así como sus métodos de fabricación y los requisitos en cuanto a la protección de especies. El sello de calidad garantiza a los consumidores que para la fabricación de dichos productos, sólo se aceptan materias primas que cumplan los requisitos aceptados por el “estándar-BDIH”.

COSMEBIO

COSMEBIO (Association Professionelle de Cosmétique Ecologique et Biologique) es un certificado francés, fundada en 2002 con la asociación de diez laboratorios cosméticos dispuestas a crear unos estatutos comunes para la industria de cosmética ecológica y natural, usando materias primas procedentes de la agricultura orgánica. Su misión incluye una comunicación clara hacia los consumidores al respecto de los ingredientes de los productos y proporciona una garantía de la calidad de ingredientes ecológicos, formuladas respetando el medio ambiente.

ECOCERT

ECOCERT es el organismo de certificación para el desarrollo sostenible. Su actividad principal consiste en el control sobre el terreno. El grupo refuerza su compromiso fijándose cada año unos objetivos ambiciosos para reducir su impacto sobre el medio ambiente y se compromete a promocionar unas actividades respetuosas con el hombre y el medio ambiente.

ICEA

ICEA (Instituto Certificazione Etica e Ambientale) es un instituto de certificación ética y medioambiental italiano. Su labor consiste en inspeccionar y certificar la labor de las empresas respetuosas con el medio ambiente, con la dignidad de sus trabajadores y con los derechos cooperativos. Inspeccionando más de 13.000 empresas ICEA es uno de los institutos más significativos en el terreno del desarrollo sostenible.

SOIL

La organización Soil fomenta el consumo de los alimentos procedentes de una agricultura que cuida nuestro planeta, a través de educación, campañas y diversos programas. La agricultura orgánica permite que los animales tengan las mejores condiciones posibles de vida, asegurando así que los alimentos, procedentes de esa agricultura, tengan un alto porcentaje en nutrientes.

Aunque estos certificados son una gran ayuda para el consumidor final a elegir entre los productos naturales que encontrará cada vez más también en las estanterías de los supermercados y grandes superficies, hay que conservar una vista crítica. La tendencia, consumir más productos verdes, naturales o ecológicos es algo positivo en sí, aunque también demuestra que hay una gran confusión dentro de la industria que perjudica muchas empresas, y al final, al consumidor. Por eso, una comunicación clara, unos estándares regulados y el conocimiento de los certificados internacionales son necesarios para poder hacer una buena elección. Ya que, hoy en día, “ser verde” resulta ser un asunto complicado.

Para cualquier información adicional, acuda a la siguiente página web: COSMOS Standard